domingo, 20 de noviembre de 2016

Actuaciones ante el acoso escolar


     Seguimos con el curso de Mejora de la Convivencia y ahora se plantean cuatro situaciones que requieren intervención, a las que debemos dar respuesta.
 
     En todos los casos, creo que sería conveniente un taller de convivencia para todos los alumnos. En ellos se detectan de forma clara cómo se relacionan los alumnos y a través de ellos los alumnos víctimas comprenden la necesidad de denunciar la situación, los alumnos acosadores reflexionan sobre algunas conductas y sienten que su actitud no está bien vista por los demás y  los alumnos que no son víctimas ni acosadores se dan cuenta de la gran importancia que tienen para que estas situaciones se neutralicen y se alcancen soluciones.
 
    Situación 1: Situación de victimización de tipo pasivo ( retraimiento, falta de habilidades sociales...)
 
      1.- En estos casos la intervención más eficaz es la ayuda entre iguales.
 
      2.- Las posibles víctimas son los alumnos 26, 34, 53 y 16, por ese orden. Por eso, yo colocaría la clase en parejas, poniendo uno de los alumnos bien considerados con cada uno de los alumnos víctimas: el 51 con el 26, el 21 con 34, 1 con 53, 41 con 16... y el alumno 12 cerca.
 
       3.- Pondría a los posibles acosadores delante, para que no puedan ver a sus posibles víctimas  y para que estuvieran más a la vista del profesor.
 
       4.- Hablaría con los alumnos bien considerados para que me ayudaran en la labor de integrar a los alumnos víctimas.
 
       5.- Hablaría con los padres de los acosadores y les propondría un taller en el que se trabajara la expresión de las emociones y la empatía.
 
       6.- Trabajaría en clase formas pacíficas de resolución de conflictos, con fichas, películas, artículos de prensa...
 
       7.- Exploraría las habilidades positivas de los acosadores y las intentaría hacer notar para que poco a poco vayan potenciando su autoestima y fueran cambiando su rol negativo en la clase por positivo.
 
        8.- En tres o cuatro meses volvería a pasar la herramienta de medición para saber si la situación ha cambiado y hasta entonces haría observaciones sistemáticas de la relaciones sociales en clase, en el recreo...
 
     Situación 2. Caso de victimización de tipo activo ( llama la atención, no es tímido, responde agresivamente cuando es molestado por otros compañeros...).
 
1.- En estos casos, antes de proponer la ayuda entre iguales, el alumno víctima requiere aprender
a controlar la ira y a  identificar sus emociones. Le propondría a su familia llevarle a un taller sobre ese tema o , y en caso de no ser posible, haría un taller en clase para todos los alumnos ( a todos los demás también les vendrá bien como prevención). Después sí se podría proceder como en el caso anterior y acudir a la ayuda entre iguales.
 
      2.- La víctimas indiscutible es el alumno 24. Son posibles víctimas los alumnos 8 y 10. Habría que hablar con el alumno 10 y observarle atentamente para ver por qué ese acoso que él declara pasa desapercibido para los demás. 
 
     3.- Yo colocaría la clase en tríos y parejas poniendo a los dos alumnos mejor considerados ( 12 y 19) a los lados del alumno 24 en un trío y a cada uno de los alumnos mejor considerados siguientes con cada una de las posibles víctimas. El 1 con el 10 y el 4 con el 8.
 
       4.- Pondría a los posibles acosadores delante, para que no puedan ver a sus posibles víctimas  y para que estuvieran más a la vista del profesor.
 
       5.- Hablaría con los alumnos bien considerados para que me ayudaran en la labor de integrar a los alumnos víctimas.
 
       6.- Hablaría con los padres de los acosadores y les propondría un taller en el que se trabajara la expresión de las emociones y la empatía.
 
       7.- Trabajaría en clase formas pacíficas de resolución de conflictos, con fichas, películas, artículos de prensa...
 
       8.- Exploraría las habilidades positivas de los acosadores y las intentaría hacer notar para que poco a poco vayan potenciando su autoestima y fueran cambiando su rol negativo en la clase por positivo.
 
        9.- En tres o cuatro meses volvería a pasar la herramienta de medición para saber si la situación ha cambiado y hasta entonces haría observaciones sistemáticas de la relaciones sociales en clase, en el recreo...
 
 
Situación 3: Aislamiento en el grupo clase ( donde un alumno se encuentra apartado y rechazado, pero no sufre conductas agresivas de un modo claro).
 
 
1.- Será necesario identificar al alumno / a que está aislado completando el resultado de esta herramienta utilizada con la combinación de un autoinforme y un heteroinforme, así como con la observación sistemática del mismo en los periodos lectivos y de recreo.
 
2.- Los alumnos 20, 26, 16, 24 y 9 nos ayudarán en esta tarea, así como en la integración del alumno aislado. Para ello se tendrá con ellos primero un diálogo de concienciación y se logrará que salga de ellos querer ayudar en esta tarea; nunca se impondrá.
 
        3.- Yo colocaría la clase por parejas  e iría cambiándola cada quince días, alternando al alumno aislado con cada uno de los alumnos bien considerados, para que crezca su autoestima y sienta que se lleva bien con más alumnos de los que cree.

       4.- Pondría a los alumnos menos integradores delante, y les elogiaría cuando tuvieran una conducta aislada integradora.

        5.- Trabajaría en clase el aislamiento y la empatía para que todos sintieran la necesidad de formar un grupo en el que nadie se sienta mal.

       6.- Exploraría las habilidades positivas del alumno aislado y las intentaría hacer notar para que poco a poco vaya potenciando su autoestima y fuera sintiendo mayor seguridad en sí mismo. 
 
        7.- En tres o cuatro meses volvería a pasar la herramienta de medición para saber si la situación ha cambiado y hasta entonces haría observaciones sistemáticas de la relaciones sociales en clase, en el recreo...


Situación 4: Situación de riesgo ( en la que un alumno presenta cierto aislamiento - con solo un amigo-, rechazo y comienza a recibir conductas agresivas.
 

1.- Como en otros casos, sería bueno lograr la ayuda entre iguales.

2.- Una intervención rápida servirá para que el problema no se agrande y para que las relaciones de los alumnos se reconduzcan por cauces adecuados.

3.- Habría que identificar cuáles son las conductas que están empezando a producirse contra este alumno ( por ejemplo, se me ocurre, risitas cuando lea mal o un insulto aislado al que ellos no den la importancia que tiene) y demostrar tolerancia cero ante las misma. Una actitud del profesor firme ante este tipo de conductas conciencia más a los alumnos de lo inadecuado de las mismas.

4.- Pero como no está siempre el profesor y eso es una acción, pero no el remedio, me ayudaría de los alumnos mejor aceptados para lograr que estas conductas no respetuosas se erradiquen. Hablaría con estos alumnos para que me ayudaran en la labor de integrar a los alumnos víctimas. Una vez más colocaría a los alumnos en parejas, dentro de la clase y favorecería los trabajos en equipo, procurando siempre que el alumno en riesgo ( 3) estuviera acompañado de uno o más alumnos ayudantes ( 30, 25, 20, 4, 11) .
 
5.- Trabajaría en clase actividades que potenciaran la integración.
 
        6.- Exploraría las habilidades positivas tanto de la víctima como de los acosadores  e intentaría potenciar al máximo su autoestima y seguridad, para que fueran cambiando los roles negativos por positivos.
 
        7.- En tres o cuatro meses volvería a pasar la herramienta de medición y haría una combinación de autoinforme con heteroinforme para saber si la situación ha cambiado y hasta entonces haría observaciones sistemáticas de la relaciones sociales en clase, en el recreo...